lunes, 27 de agosto de 2012



Un misterioso animal alado apareció por sorpresa la noche del lunes 23 de junio del 2003, en una finca campestre ubicada por la carretera Nacional a la altura de Los Cavazos (México). A la mañana siguiente el Sr. Adán Canales propietario del inmueble descubrió que uno de sus gansos africanos había desaparecido.
Ser alado descubierto en Mexico

La insólita historia de lo que ocurrió esa noche es relatada a continuación por el propio testigo: "Generalmente llego a mi casa alrededor de las 22:30 horas ya que trabajo todo el día en la ciudad de Monterrey. Mi hobby son los animales y es por esta razón que tengo perros, palomas, gansos, gallos y gallinas de varias razas.
El incidente se inició a las 23:15 horas aproximadamente. El furioso ladrido de los perros y el alboroto que producían las aves de corral me alertaron sobre la presencia de un intruso. En esos momentos me encontraba en la cocina así que abrí la puerta y observé a los perros brincando en su afán de alcanzar a un bulto que se encontraba sobre la barda trasera. Estaba muy oscuro para ver detalles y aquel bulto me pareció como la mitad superior de una persona. Todo indicaba que alguien trataba de introducirse a mi casa saltando la barda y solo era visible de la cintura para arriba. .
Encendí las luces del patio y todo volvió a la normalidad por algunos minutos. Después escuche un sonido extraño muy difícil de describir, lo más cercano a ese ruido sería como una especie de quejido emitido por un animal mamífero. Algo parecido al sonido que emiten los caninos o felinos grandes al quejarse. .
Volví a asomarme por la puerta de la cocina y vi perfectamente, ya que las luces estaban encendidas, que un animal desconocido saltaba desde la barda por encima de los perros hasta un punto mas allá de la alberca. Aquel salto fue impresionante. El animal había brincado una distancia de 12 a 15 metros sin la menor dificultad.
Los perros estaban encerrados y no podían seguirlo. La luz le daba de lleno y pude observar con toda claridad que tenia alas como las de los murciélagos. El cuerpo de este animal incluyendo las alas carecían de plumas.
Las alas eran como membranas de piel con algunos pelos diseminados por su superficie. Algo parecido a la piel de los perros xoloscuintles. Las patas eran largas y fuertes como las de un canguro. La cara era parecida a la de un mapache pero sin pelo, tenía orejas redondas, ojos grandes y obscuros así como un hocico puntiagudo. Calculo que el animal mediría unos 50 centímetros de altura.
Ser alado descubierto en Mexico
Abrí la puerta de la casa y caminé despacio hacia el animal con la intención de capturarlo a mano limpia. El misterioso animal al ver que me acercaba emitió una especie de bufido que me obligó a regresar a la casa.
Después el animal volvió a brincar otros 12 metros ayudándose con las alas para planear y descendió muy cerca de la puerta de entrada así como del sitio en donde se encuentran las aves. Los animales estaban excitados por la cercanía del intruso y producían un ruido estruendoso. Cuando esto ocurrió cambie de posición dentro de la casa y corrí hasta la ventana central para seguirlo observando. Un minuto más tarde el animal voló hacia la barda principal y desapareció de mi vista. La verdad no alcance a ver si se posó sobre ella o la saltó.
Al día siguiente noté que faltaba uno de los gansos africanos y varias horas más tarde un vecino me aviso que afuera de mi casa estaba el ave muerta a causa de las heridas que presentaba en el cuello.
Todo el incidente duró aproximadamente como unos 6 minutos. En este tiempo pude observar en detalle al extraño animal y sinceramente no es algo que yo conozca. No es un murciélago y no es una ave. No sé que pueda ser.
En mi opinión el animal era ligeramente más grande que cualquiera de los gansos, se impulsaba con las patas traseras para planear como lo hacen las gallinas. Sin embargo parecía ser torpe para moverse en cortas distancias y definitivamente era muy fuerte.
Es importante aclarar que no lo vi matar al ganso, pero la coincidencia de su presencia con la extraña muerte del ave me hacen pensar que el animal alado lo hizo. ¿ Cómo saco al ganso del corral y como lo transportó hasta fuera por encima de la barda?. No lo sé, es un misterio".
Con estas palabras termina el relato del Sr. Adán Canales, sin embargo este incidente no es un hecho aislado ya que en el pasado mes de Junio varias docenas de becerros, chivas y gallinas aparecieron muertas en una granja cercana a Ciudad Juárez, Chihuahua.
Todos los animales atacados por el depredador desconocido tenían en el cuello dos orificios de un centímetro de diámetro y la distancia entre ellos era de 15 centímetros. El misterio se vuelve más desconcertante para el propietario del rancho con la extraña muerte de una avestruz que medía mas de dos metros de altura.
El cuerpo de este animal también presentaba los dos orificios en el cuello y al igual que las chivas, aves y becerros carecía de sangre en su cuerpo. Los campesinos de Ciudad Juárez se preguntan ¿ Qué depredador es capaz de matar a una avestruz? Y la respuesta no se hace esperar: "El Chupacabras."
Dibujo: Tomás Amador.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada