Home description text

sábado, 20 de septiembre de 2014




La historia del poblado de Myasnoy Bor y el bosque del mismo nombre, es realmente aterradora. Este enigmático lugar se localiza en Rusia, sobre la región de Novgorod, una zona conocida como “Valle de la Muerte” o “Valle de la Matanza“.
Myasnoy Bor
Se trata de un bosque que crece en forma de anillo y que aísla, casi como si la estuviera abrazando, una amplia zona pantanosa de difícil acceso. Dentro de esta área, existen algunas comunidades en forma de pequeñas aldeas, siendo la mayor Myasnoy Bor, fundada durante el período de la Unión Soviética. Muchos de estos pueblos fueron abandonados por sus habitantes después de la caída del comunismo y todo lo que queda son ruinas de miserables chozas de madera. Todavía hay algunas granjas aquí y allá, la mayoría de ellas bastante viejas y en ruinas. Los caminos son oscuros y en malas condiciones, y los residentes evitan andar por ellos cuando llega la noche.

Lo que hace a Myasnoy Bor tan extraño es la cantidad de reportes de fenómenos paranormales en este lugar. Cada historia es más extraña y aterradora que la otra.
Los pobladores dicen que en el pasado la región que hoy pertenece a Myasnoy Bor solía ser una región muy temida. Los vecinos creían que en las entrañas de este bosque habitaban hadas, duendes y criaturas mágicas del folclore ruso. Estas hadas tienen muy poco en común con las entidades silvestres del resto de Europa. En Rusia, casi todas las hadas son caníbales, malignas y seres extremadamente malvados tan temidos como respetados.
Todavía existen leyendas muy antiguas que mencionan a hombres lobo y vampiros que hicieron de este bosque su casa, ya que las copas de los árboles densos confieren una protección natural contra la luz purificadora del sol.
Cuando los bolcheviques tomaron el poder, el área fue destinada a la ocupación y construcción de granjas colectivas. Muchos campesinos se negaron a establecerse allí debido a las viejas supersticiones, pero los soviéticos no estaban interesados ​​en esas tonterías. Algunos fueron coaccionados, otros huyeron, pero al final, algunos terminaron simplemente obedeciendo y comenzaron a vivir allí.
Las granjas se desarrollaron lentamente, pero poco a poco se fueron estableciendo las comunidades. Luego, en 1942 ocurrió el desastre. Aquel fue uno de los años más duros de la Segunda Guerra Mundial, cuando el avance nazi sobre la URSS tenía las cualidades de una apisonadora a toda marcha. Myasnoy Bor fue escenario de cruentas batallas que le valieron el apodo de “Valle de la Matanza”. El Ejército Rojo, formó una línea de defensa en la región, el llamado Segundo Ejército de Choque, que fue distribuido a lo largo de una línea con el objetivo de evitar la invasión de Leningrado.
Río Volkhov
El bosque fue cercado con alambre de púas y trincheras fueron excavadas a lo largo de toda su extensión. La defensa de esta región, los márgenes del Río Volkhov, era esencial para que la ciudad fuera debidamente evacuada. Cada día de retraso en los planes alemanes daba un valioso tiempo a los preparativos para resistir el inevitable asedio de Leningrado. Las características del campo de batalla eran muy similares a las de la Primera Guerra décadas antes, y el resultado del enfrentamiento fue similar a la traumática Guerra de las Trincheras.
Los soviéticos aguantaron como pudieron, pero fueron destrozados. Mucho más preparados y con el apoyo de tanques y una infantería bien equipada, los nazis cruzaron el Río Volkhov. Los cadáveres de miles de soldados rojos fueron abandonados en el campo de batalla, una visión aterradora fue descrita por un oficial alemán en una carta:
“Había montañas de soldados soviéticos muertos, apilados en los rincones pudriéndose horriblemente. Los tanques y los vehículos pasaban por encima de ellos, aplastándoles los huesos congelados que se rompían como ramitas secas. Las orugas de los tanques dejaban una estela roja cada vez que atropellaban hombres y caballos mutilados. Muchos soldados no podían soportar aquello. ¡Era como estar en el mismo infierno! Un matadero sin fin de cadáveres insepultos y semi-congelados. Las armas aún en sus dedos petrificados. Recorrimos kilómetros de trincheras llenas de cadáveres que no eran más que bolsas pútridas de corrupción humana. Nunca olvidaré eso. Aquella visión me dejó un mal sabor de boca a pesar de la victoria”.

Los nazis estaban seguros de que Leningrado sería su próxima conquista y la victoria que pondría a la URSS al borde del desastre. Pero la historia les estaba preparando una sorpresa en forma de una feroz resistencia que cambió el curso de la guerra en el frente oriental.
En 1943, los alemanes todavía se encontraban luchando en las calles devastadas de Leningrado hasta que finalmente se vieron obligados a retirarse bajo una nieve de invierno gruesa y abrumadora. Entonces llegó el turno de los rusos que caerían sobre los nazis como verdaderos lobos hambrientos. No faltó la violencia y el horror en este contraataque.
Los rumores de soldados alemanes que terminaron por convertirse en comida para las tropas rusas famélicas se multiplicaron. El Wermecht sufrió fuertes bajas mientras trataba de reagruparse. Entre los muertos se encontraban los aliados de los nazis, los miembros de la “División Azul”, españoles que se ofrecieron voluntariamente para luchar contra los comunistas.
guerra invierno
En estas batallas no había prisioneros, así como los alemanes no perdonaban a nadie cuando hacían la avanzada un año antes, los rusos fusilaban a los soldados capturados, abandonaban a los heridos en la nieve sin abrigos o dejaban que los campesinos armados con bayonetas acabaran con ellos. La guerra se había convertido literalmente en el infierno.
El saldo de estas sucesivas batallas fue un elevado número de víctimas fatales a lo largo de dos años (hasta el día de hoy, nadie sabe a ciencia cierta cuántos murieron de cada lado). La gran mayoría de los muertos simplemente se quedaron en el camino. El suelo era duro y estaba congelado y nadie tenía tiempo ni ganas para enterrar a los muertos. Los soldados de ambos ejércitos fueron cayendo unos sobre otros.
En los años siguientes, el escenario de la guerra cambió y la URSS pasó de defensor a atacante. Los tiroteos y las matanzas en Myasnoy Bor se silenciaron. Pero cuando la nieve se seca en verano, los restos de los muertos salen a la luz como un recordatorio de la tragedia.
Nadie sabe a ciencia cierta por qué razón las autoridades soviéticas evitaron dar un descanso honorable a estos hombres. Es posible que el gobierno no haya querido reconocer el abrumador número de víctimas que perecieron en la defensa de la Madre Patria. El hecho es que décadas después del fin de la guerra, el bosque aún parecía un enorme cementerio a cielo abierto en el que los huesos de los muertos aun portaban el uniforme. Los aldeanos de la región ni siquiera podían hablar de los siniestros bosques o de su contenido macabro.
Durante estos años, Myasnoy Bor comenzó a crear una reputación. El lugar era considerado extraño, parecía atraer todo tipo de acontecimientos inexplicables, muchos de los cuales involucraban apariciones de fantasmas que se veían con claridad, ya fuera de día o de noche. Los eventos fueron tan frecuentes que el Instituto para el Análisis de Eventos Paranormales, activo durante el régimen comunista, realizó expediciones en la zona para realizar un seguimiento de los incidentes inusuales. Los agentes entrevistaron a testigos, filmaron la zona y recogieron pruebas reunidas en decenas de expedientes que describen casos de actividad paranormal.
fantasmas guerra Myasnoy Bor
El principal interés de los investigadores soviéticos fue estudiar los incidentes relacionados con los espejismos temporales. Tales incidentes son visiones de acontecimientos ocurridos mucho antes, mismas que eran reproducidas continuamente por los “fantasmas” o apariciones. Los testigos hablaron de soldados caminando por el bosque, rusos y alemanes vestidos con sus uniformes, disparando y gritando el uno al otro. En algunos casos, los testigos mencionaron que incluso hablaron con los hombres quienes se mostraron confundidos y perdidos cuando se les informó del fin de la guerra o en qué año estaban.
En teoría, los espejismos temporales son fenómenos donde el pasado y el presente coexisten temporalmente durante algunos instantes. Sus estudiosos creen que este tipo de anomalías temporales surgen cuando una región experimenta un trauma emocional colectivo e intenso. Es como si el tejido del tiempo se viera afectado de alguna manera por la interacción de las personas que simultáneamente vivieron una experiencia significativa, en este caso el miedo, la destrucción y finalmente, la muerte.
La cantidad de espejismos temporales en Myasnoy Bor es notable. Por ahora, este es el mayor número de incidentes registrados en Rusia y quizás en el mundo. Hay cientos de testimonios de personas que oyen explosiones, disparos y gritos, y otros que afirman categóricamente ver a los soldados en acción.
Desde el fin de la URSS, el pasado de Myasnoy Bor ha venido siendo rescatado. Las historias de la región y de los soldados que formaron el Segundo Ejército de Choque se hicieron famosas. Civiles, incluyendo a muchos descendientes de aquellos que lucharon en la guerra, comenzaron a organizarse con el fin de cavar, recolectar y proporcionar una sepultura digna a aquellos hombres que perecieron en el “Valle de la Matanza”.
Además de huesos, en Myasnoy Bor se pueden encontrar restos de uniformes, armas, equipos y otros artículos usados ​​por los soldados. Museos y arqueólogos rusos envían voluntarios para que los ayuden en la identificación de los objetos rescatados. Más importante aún ha sido el trabajo de dar un rostro a los hombres que lucharon e identificar a algunos de ellos. Desde que los trabajos se iniciaron en 1992, los restos de más de 23,000 soldados rusos y casi 12,000 alemanes fueron debidamente recuperados. La identidad de muchos llegó a ser conocida.
soldados alemanes
Es interesante, sin embargo, que los presuntos espejismos temporales nunca cesaron. Marina Vasilieva, un participante de un grupo de voluntarios que se reunía semanalmente para explorar el bosque, dijo:
“La primera cosa que notamos cuando estamos en el bosque es el silencio inusual, yo diría incluso que siniestro. En el bosque rara vez escuchamos el sonido de la naturaleza, de los pájaros. Parece que simplemente no existen. Los pantanos y ciénagas abundan en todas partes. Es un lugar oscuro. A veces, en los bancos, vemos huesos no enterrados de soldados. Todo ello presiona a la psique. Una vez, cuando estábamos regresando en un grupo, después de las excavaciones, escuchamos algo así como el sonido de la explosión, luego gritos y disparos”.
Anton Kunisky, otro voluntario informó un evento similar, cuando su grupo estaba terminando una excavación:
“Nos sentimos atraídos por el sonido de un alboroto de varios hombres que hablaban en voz alta y celebraban. Llegamos a pensar que eran aldeanos borrachos e íbamos dispuestos a reprender a estas personas por faltar el respeto a los muertos. Pero cuando seguimos el ruido no pudimos encontrar a nadie. Entonces oímos gritos de alerta y fuimos testigos de dos soldados con uniformes soviéticos saludándonos y pidiendo que nos acercáramos. Ambos estaban en el borde de un barranco y parecían perfectamente “vivos”. Caminamos con mucho cuidado y los llamamos, pero parecían haber desaparecido. Uno de nuestros compañeros apuntó a una zona extensa cubierta de barro donde vimos algunos escombros de lo que parecía haber sido algún día un campamento. Investigando el área con más cuidado se encontró una fosa común y los restos de más de 10 hombres. No tengo ninguna duda que aquellos hombres que vimos, por supuesto, eran los fantasmas de esos dos tipos enterrados en la fosa común y que cuando los rescatamos, y los sepultamos de forma honorable, finalmente pudieron descansar”.
Los habitantes de Myasnoy Bor creen que los muertos encontraran la paz sólo cuando los restos del último soldado sean encontrados y debidamente enterrados. Hasta entonces, muchos soldados enterrados allí permanecen en guerra… para siempre.

martes, 2 de septiembre de 2014



Han pasado varios años y al parecer todos han olvidado aquel suceso que les narraré, pero yo jamás jugaría con una mujer. Se dice que en la ciudad de México, hubo una mujer de increíble belleza y dotada de un alma tan pura que todos los hombres querían cortejarla. A ella no parecía interesarle nadie de la ciudad pero se dice que cierto día, caminando por la calle conoció a un joven totalmente desconocido, un joven apuesto y de provincia que venia a trabajar a la ciudad.

Ella no tardó en enamorarse de aquel hombre pues siempre la procuraba y era sumamente caballeroso con ella. Pasó un tiempo y decidieron casarse, ella estaba feliz, sentía que era la joven mas afortunada del mundo, pero el no parecía creer lo mismo.
Cuentan que el día de la boda llegó, ella lucia espectacularmente hermosa con su vestido y aquella felicidad que le iluminaba la cara. Ansiosa llegó a la iglesia, toda la gente importante se encontraba en la ceremonia excepto el novio.
Todos creían que tal vez un contratiempo de 10 tal vez 15 minutos lo demoró pero pasaron varias horas y él nunca se presentó.
Todos trataron de consolar a la joven que sumergida en su dolor no dejaba de llorar preguntándose por que no había llegado el a la boda.
La llevaron a su casa después de calmarla y la recostaron en su cuarto pero ella seguía deshecha, no aceptaba haber perdido al amor de su vida, se levantó frente a un espejo y al verse con aquel hermoso vestido pero con el alma destrozada tomó un cuchillo y comenzó a herirse en el vientre y en el pecho jurando ante un crucifijo que regresaría de la muerte para vengarse de aquel hombre y de todo aquel que hiciera el mismo daño.
La noticia de su muerte se hizo saber por toda la comunidad y según se cuenta, el joven fue visto días después de la boda con otra joven y relatando en las cantinas que el había obtenido lo que cualquier hombre del lugar hubiera querido y que tubo el lujo de despreciarlo.
Noches después fue encontrado en la puerta de la iglesia muerto a cuchilladas pero se dice que el espíritu de la joven cumplió su juramento ya que el difunto tenía un anillo en el dedo, el mismo anillo con el cual ella había sido enterrada.
Según la leyenda, cada vez que un hombre deja plantada a una mujer frente al altar, ella vuelve a cobrar su venganza haciendo pagar el dolor que les causan a las mujeres.

sábado, 23 de agosto de 2014



Noches atrás el viejo hombre yacía ebrio y destrozado en el sillón de su casa por la muerte de su querida Abigail; él no lo podía creer, hace sólo unas semanas habían celebrado su duodécimo cumpleaños y ella reía y saltaba como si su vida sería próspera por muchos años más. Pero por hechos del destino, y caprichos que muchos aún no pueden digerir, ella se fue, dejando un hoyo gigantesco en Richard Donovan Thompson.
La muerte de la única hija de Rick fue realmente espeluznante para nuestro pequeño pueblo de Bigtown, en Colorado. La noticia rodeó no sólo el lugar, sino que revoloteó por todo el país como un terrible caso de asesinato y violación, pues según los forenses la pequeña sufrió de múltiples ataques de violación y tortura; su pequeño cuerpo fue hallado maltrecho y destrozado en las afueras del pueblo, en un paraje desolado del bosque. Las descripciones de los profesionales indicaron que fue torturada con varios instrumentos quirúrgicos básicos de un cirujano, como bisturíes, dilatadores y lancetas, para rasgar su delicada piel, y su inocencia. Lo más desagradable y horripilante del caso fue que hallaron el cuerpo de Abigail decapitado y bañado en sangre, y una marca sucia y de protagonismo estaba dibujada en su espalda con carboncillo, el bastón de Esculapio.
Yo estuve en la escena del crimen al llevar a Rick preocupado por lo de su hija, sin saber lo que le esperaba ahí. Según me contaba en el trayecto, su hija había salido a las nueve de la noche a la casa de una amiga a una fiesta que ésta ofrecería con sus padres. Le pregunté por qué no la había acompañado hasta la casa de la cumpleañera, y ahí fue cuando el hombre se puso nervioso y comenzó a sentirse terrible y culpable por el caso. Tartamudeando y pegando la mirada a varios lados a la vez, me contó algo que no le creí al principio, me dijo que «ella ya estaba lo suficiente grandecita como para poder ir sola a la calle, que confiaba mucho en su suerte, y que la zona a donde iba no era para nada peligrosa». Yo lo vi con una mirada de asombro, y pensé, «eres una mierda de padre, Rick».
Sabía cómo se portaba el hombre, fue mi vecino por más de quince años y conocía sus actividades, hasta la más minúscula. Trabajaba en obras de construcción y casi todos los días llegaba a casa ebrio a altas horas de la noche sólo a golpear a su esposa Margaret, por distintas razones estúpidas. Escuchaba los gemidos de su esposa y sus llantos, y a veces había noches en que no podía conciliar el sueño porque Margaret me buscaba y me pedía ayuda con los maltratos de su esposo. Me molestaba el caso, pero… no era algo en lo que me correspondía meterme.
Después del nacimiento de su única hija, pasaron seis años para que Margaret se hartara del viejo Rick y lo dejara con la pequeña. Hizo muy mal al hacer eso, y era raro en ella, ya que amaba tanto a su hija que era difícil verlas separadas. Que de la noche a la mañana se esfumara del pueblo sin dejar rastro alguno le pareció raro a los vecinos, y en especial a Rick; todos esos hechos dejaron consternado al viejo y lo endurecieron en un odio total contra el género femenino, blasfemando y diciendo que eran de lo peor. Comenzó a hundirse más en el alcohol y yo veía con frecuencia las prostitutas baratas que llevaba a casa. Según entendía, la preocupación por Abigail era mínima y la que siempre velaba por ella era la vieja señora Smicht, una anciana bonachona y gentil que vivía al frente de los Thompson.
Cuando llegamos al paraje desolado del bosque vimos una multitud de gente rodeando la escena y a varias patrullas en la zona. Al pasearse por el lugar del macabro hecho, Rick reconoció los pequeños zapatos de charol que estrenaría la niña en la fiesta de su amiga bañados en su sangre, ya seca. El hombre quedó anonadado y se puso en blanco; yo intenté pararlo, pero me consternó su actitud, pues se puso furioso y comenzó a decir estupideces. Maldición, fue una escena sacada de un maldito cuento: en vez de llorar por su hija, sacaba en cara lo estúpida que fue en vida; y la gente no lo creía, el padre no lloraba por la muerte de su hija.
El entierro de Abigail fue algo desconcertante, del viejo Rick no brotaba ni una sola lágrima y la única que lloraba desconsoladamente enfrente del ataúd era la señora Smicth, mientras que los presentes le daban el pésame al viejo hombre y él sólo asentía sin decir palabra alguna. La escena me dio tanta pena y coraje a la vez que partí del cementerio del pueblo y fui a mi hogar a tomar unas bocanadas de humo de cigarro, pensando en el curioso caso. Pasadas las once de la noche, Rick llegó totalmente alcoholizado con una vieja rubia mal maquillada con ropas de ramera de quinta; ese tipo era de lo peor, ni siquiera en el día del funeral de su hija dejaría el alcohol y el sexo comprado por luto.
Esto lo cuento en forma de pasado, ya que hace un par de días fue hallado el cuerpo de Rick, frío y tieso en la parte trasera de su casa; tal vez fue justicia divina. El cadáver fue hallado desnudo y con quemaduras en varias partes de su obeso cuerpo, con los genitales mutilados, faltándole uno de sus brazos y su rostro era irreconocible por los horrendos martillazos que el homicida le propinó. Lo que les pareció más curioso del caso a los forenses, y los dejó consternados, fue que hallaron la misma marca que encontraron en su difunta hija; pero esta vez con una frase escrita, también con carboncillo, en su calva y regordeta cabeza: «Así mueren los cerdos».
Nadie asistió a su funeral, al parecer todos en el pueblo lo odiaban por cómo era él y por su actitud con todo lo que rodeó la muerte de su hija. Los policías buscaron pistas para hallar al «Asesino Médico»; sí, así lo apodaron por la escabrosa imagen que impregnaba en sus víctimas. Por mi parte, tampoco podía creer lo sucedido; padre e hija muertos. Escribí unas notas sobre el caso y las actividades que había percibido en la casa de los Thompson y se los mandé a la policía por si les era útil. Lamentablemente, yo estaba en una de mis conferencias en la universidad en el momento del asesinato de Richard, y no pude escuchar ni ver nada.
Por otro lado, después de tantos años aún no puedo creer que Margaret me abandonara por ese perdedor. Pensándolo más a profundidad, el viejo Rick tal vez sí merecía la muerte; fue por eso, tal vez, que en una de esas noches en las cuales Margaret me fue a buscar le destrocé el cráneo con la base de una lámpara, e hizo que aún conserve el cuerpo embalsamado en el viejo baúl de mi sótano desde hace más de seis años, y aún tiene esa apariencia que me enamoró en mi juventud. Fue por eso tal vez que me crucé con la pequeña Abigail aquella noche, cuando ella salió desacompañada e indefensa a la casa de su amiga, y la secuestré y disfruté torturándola y violándola constantemente, mientras ella lloraba y clamaba por su tan pequeña vida; y por capricho mío me quedé con su cabeza como trofeo de guerra, ahora apilada con los restos de su querida madre. Pero honestamente, lo que me parece más gracioso e irónico de todo este caso, es que no fui yo quien llevó a la muerte al viejo Richard Thompson.


martes, 29 de julio de 2014



el dr.Stone ha estudiado a cientos de asesinos, sus métodos y sus motivos y de ello, ha desarrollado una jerarquía de “Maldad”. Factores neurológicos, ambientales y genéticos son examinados para ayudar a determinar que conduce a una persona a matar, antecedentes y premeditación son considerados cuando se coloca a un individuo en la escala del mal.

Nivel 1
Aquellos que han matado exclusivamente en legítima defensa y que no muestran ningún tipo de tendencia psicopática.

Nivel 2
Amantes celosos que llegan a cometer un crimen pasional. A pesar de ser egocéntricos y/o inmaduros, no son psicópatas.

Nivel 3
Socios o compañeros entusiastas de homicidas. Se caracterizan por una personalidad aberrante e impulsiva, con rasgos antisociales.

Nivel 4
Individuos que matan en autodefensa, pero que previamente provocaron a su víctima en gran medida.

Nivel 5
Individuos psicológicamente traumatizados y desesperados que matan a familiares que abusaron sexualmente de ellos. También puede tratarse de drogadictos que matan para mantener su vicio, pero no poseen características psicopáticas significativas. Sienten un genuino remordimiento por sus actos.

Nivel 6
Homicidas impetuosos quienes no obstante no tienen características psicopáticas marcadas.

Nivel 7
Individuos con un alto grado de narcisismo, no distinguibles de gente con algún tipo de trastorno psicótico que matan a gente de su propio entorno (siendo los celos y la pasión motivos subyacentes).

Nivel 8
8Individuos no psicópatas pero con furia reprimida, que llegan a matar cuando algún evento la enciende o desencadena.

Nivel 9
Amantes celosos despechados con características psicopáticas.

Nivel 10
Asesinos que mataron a gente que se interponía en su camino o que mataron, por ejemplo, a testigos de sus crímenes. Se caracterizan por tener una personalidad egocéntrica pero no una psicopatología claramente distinguible.

Nivel 11
Psicópatas que mataron a gente en su camino.

Nivel 12
Psicópatas hambrientos de poder que mataron cuando se sintieron acorralados.

Nivel 13
Homicidas psicopáticos con personalidades trastornadas y llenas de furia, quienes perdieron el control de sus peores emociones o no pudieron reprimirlas. Un muy conocido ejemplo es Ed Gein.

Nivel 14
Conspiradores psicopáticos despiadadamente egocéntricos.

Nivel 15
Psicópatas que asesinan a sangre fría o que cometen múltiples homicidios tras explotar en un “día de furia” (spree killing).

Nivel 16
Psicópatas que cometen varios o múltiples actos criminales.

Nivel 17
Asesinos seriales sexualmente perversos y torturadores-asesinos (entre los varones, la violación es su principal motivación y el posterior homicidio tiene por finalidad evitar que sus víctimas los denuncien o reconozcan; por lo tanto, la tortura sistemática no es su principal factor de interés).
Ejemplos: Ted Bundy y Aileen Wuornos

Nivel 18
Homicidas que suelen torturar previamente a sus víctimas (El homicidio es su principal motivación, no así la tortura).

Nivel 19
Psicópatas inclinados hacia el terrorismo, la subyugación, intimidación y violación.

Nivel 20
Torturadores y asesinos psicóticos en quienes la tortura es su principal motivación.

Nivel 21
Psicópatas interesados en extremo en la tortura, pero de quienes no se sabe a ciencia cierta si efectivamente han cometido homicidios.

Nivel 22
Torturadores y asesinos psicopáticos, en quienes la tortura es su principal motivación. Comúnmente, sus crímenes involucran tortura sexual prolongada, seguida por el asesinato de sus víctimas para esconder rastros.
Ejemplos: John Wayne Gacy, Paul Bernardo, Andrei Chikatilo, Jeffrey Dahmer y Richard Ramirez.

martes, 15 de julio de 2014



               
Mis amigos y yo veniamos de una fiesta de una casa, ya era demasiado tarde, ni recordabamos que horas eran, no teniamos auto, el unico que tenia era uno de ellos pero se fue temprano asi que tuvimos que ir a la carretera a ver quien nos podia llevar a casa, llegamos a la carretera y ni un auto se veia a la vista era raro porque esa zona era muy transcurrida, pasaron minutos y ni un auto paso hasta que uno aparecio iba muy rapido mis amigos y yo empezamos a hacerle señales pero no se detenia, paso cerca de nosotros. Se detuvo a solo decirnos "sera mejor que se alejen" con una mirada de terror, parecia que algo lo aterrorizo, piso al maximo el acelerador,se fue y nos dejo ahi enmedio de la nada.
Bueno seguimos caminando hasta llegar a una pequeña casa en el bosque parecia que habia gente ya que las luces estaban encendidas, tocamos la puerta pero nadie atendia seguimos tocando y nada no respondian, yo me asome a la ventana y para mi sorpresa no habia nadie, nos asusto un poco pero seguimos caminando y nos parecia que alguien nos estaba siguiendo, oiamos ruidos y gemidos de mujer mas bien eran de sufrimiento, mis amigos pensaban que era la resaca que les jugaba una broma pero no yo tambien los oia aunque yo no tomo.
Pasaron minutos y nuevamente encontramos aquella misma casa pero esta vez habia alguien.
Tocamos la puerta, no atendian, intentamos de nuevo pero mas fuerte, nada.
Yo observe hacia la ventana y vi a alguien, una dama de cabello largo y negro, no podia ver bien su cara ya que el cabello le cubria la cara.
Ella estaba sentada sola en una mesa de comedor,parecia comer algun tipo de carne pero lo raro era que estaba cruda, sabia que lo estaba porque tenia un color rojo profundo y le costaba un poco morder la carne, me acerque mas a la ventana y vi con horror a una persona con la mitad de su cara,
Estaba rasguñado y tenia mordidas en todos lados, tantas que ni se podia diferenciar si era hombre o mujer, estaba deforme y tenia señales de que ya lo habian matado dias atras, retrocedi y mire que ella levanto su rostro era palido, tenia cicatrices y costuras mal hechas, no podia ver sus ojos una sombra habia en sus cuencas y sus labios estaban negros.
Pude leer en sus labios, algo que me recorrio un escalofrio terrible de pies a cabeza, "carne fresca"
Inmediatamente mi piel se puso palida y se me seco la garganta al ver eso, empezamos a correr, ella nos seguia, el dia nunca llegaba, era la noche mas larga de todas, nos tocaba la espalda pero no nos hacia daño, logre ver atras y mire que a ella la cubria un pañuelo lleno de sangre en su boca, parecia decirnos algo mientras corriamos pero no escuchamos bien.
Luego ella nos perdio, la luz del dia no se asomaba y estabamos desesperados y cansados, no queriamos deternos.
Cuando corriamos se oian gritos de personas y risas, todo se torno el mismo infierno. Pensaba que este ya era el fin, hasta que amanecio, un rostro de esperanza se dibujaba en nuestras caras.
Llegamos al final del bosque y algo dentro de mi me obligo a mirar atras en lo profundo del bosque............ Era ella, nos observaba fijamente mientras giraba la cara y nos hizo una señal de poco con sus dedos y empezo a reir y desaparecer enfrente de nuestros ojos.
Nuestras espaldas tenian rasguños profundos y lo raro era que no sentimos dolor alguno.
Pasaron meses, 2 de mis 3 amigos se suicidaron, uno de ellos aparecio con cortes en sus venas y el otro aparecio ahorcado en el patio de su madre y el en su mano sostenia una nota que dicia "ella nos ve"
El otro se fue de viaje a otro pais pero sus familiares nunca supieron de el.
A mi esa mujer cada noche se pone enfrente de mi ventana a observarme sin hacer nada, solo se queda parada sin decir nada y siempre que despierto tengo rasguños en mis piernas y notas en mi cuarto escritas de sangre que dicen "te estoy esperando con tus amigos a mi lado"
Ya no se que hacer, fui donde un padre para solucionar el problema ya que era mi unica solucion, hable con el, y solo me dio un beso en la frente y con tono de decepcion me dijo "lo siento hijo, pero no puedo ayudarte con tu problema, ella no se quiere alejar de ti, lo hara hasta que te tenga" empeze a llorar, mi vida estaba arruinada no podia hacer nada, el padre me invito a asistir a la iglesia, siempre lo hago, pasaron meses y ya no aparezco con rasguños
Ni notas en mi cuarto, solo ella,cada noche siempre me observa en la ventana sin hacer ni decir nada.

domingo, 13 de julio de 2014




Yang-Xinhai
Con sus 67 víctimas, Yang Xinhai ha pasado a la historia como el asesino serial más prolífico de China. También violó a 23 mujeres, y su instrumento preferido fue el martillo, con el cual destrozó cráneos de hombres, ancianos, mujeres y niños…
Yang Xinhai, también conocido como Wang Ganggang , Yang Zhiya y Yang Liu, fue un asesino serial chino que confesó 65 asesinatos y 23 violaciones, cometidas entre 1999 y 2003. Llamado el “Monstruo Asesino” por los medios de comunicación, Yang aún sigue siendo el asesino serial más prolífico en toda la historia de la República Popular de China.

Antes de que empezara a matar

Yang Xinhai nació el 29 de julio de 1968 en Zhumadian, Condado de Zhengyang, en la provincia china de Henan. Su era una de las más pobres del pueblo, y él fue el más joven de entre cuatro .
Yang-Xinhai2
Yang era inteligente y podía terminar su educación básica, pero a los 17 años la abandonó y no volvió a casa: estaba harto de su pobreza.
Desde temprana edad, Yang mostró ser un chico inteligente e introvertido. Tenía lo necesario para terminar sus estudios elementales sin dificultad, pero en 1985, con 17 años de edad, abandonó su institución educativa y su , ya que estaba frustrado, cansado y harto de las penurias que día a día debía afrontar a causa de la pobreza de su familia.
Para sobrevivir después de separarse de su familia, Yang se dedicó a viajar y a subsistir a base de trabajos ocasionales como obrero. Nunca duraba mucho en esos empleos, ya que no era suficientemente responsable y comprometido, además tenía una fuerte tendencia a llevarse cosas que no eran suyas, y cuando lo descubrían, además de ser despedido, debía sufrir la cólera de sus patrones y hasta las reprimendas policiales.
Por un tiempo, Yang pudo sortear las dificultades que le acarreaba su tendencia al hurto, pero después empezó a meterse en casas y a robar, y eso hizo que, entre 1988 y 1991, pasase realizando trabajos forzados en el campo por haber robado en Xi’an, Shaanxi y Shijiazhuang.
Cuando por fin salió, Yang no estaba reformado en lo más mínimo: los trabajos forzados solo habían aumentado el resentimiento social en él, y la ira que tenía acumulada podía estallar con cualquier detonante apropiado… Sin embargo permaneció en relativa calma, lógicamente por temor y no porque se hubiese reformado, hasta que en 1996 sus bajos impulsos lo dominaron e intentó violar a una niña en Zhumadian, por lo que volvió a ser encerrado, aunque acabarían reduciéndole la pena a tres años por el buen comportamiento que astutamente mostró.

Los asesinatos.

En 1999, Yang salió de prisión gracias a su buena conducta. Las autoridades creían que el criminal había tomado conciencia, pero no era así: en realidad estaba peor que antes.
Ya libre, Yang tenía los bolsillos vacíos, el rencor a flor de piel, y el nefasto conocimiento de que le sería muy difícil ganarse la honradamente. Pese a eso, en esos tiempos logró hacerse con una bicicleta y hasta entabló una relación amorosa con una que acabó siendo su , aunque ésta le dejó cuando se enteró de su oscuro pasado criminal: ese era el detonante que se necesitaba, pronto empezarían las matanzas…
Yang-Xinhai3
El arma favorita de Yang era el martillo; pero, para despistar, nunca usaba el mismo martillo.
En efecto, ese mismo año de 1999 y con la bicicleta que lo acompañó cuando conoció a la chica que lo abandonó, Yang empezaría un itinerario de sangre que sólo se detendría en el 2003, dejando a su paso 67 muertes. Su modus operandi era éste: iba de una provincia a otra en su bicicleta, y por la entraba al hogar de las víctimas, casi siempre granjeros o agricultores; entonces, ya adentro, empleaba un hacha, un martillo o una pala, golpeaba hasta matar a la víctima o las víctimas, y a veces violaba a las mujeres, acabando después con éstas y con los presentes; finalmente, solía tomar ropa nueva, zapatos grandes y dinero.
Entre los crímenes más atroces de Yang estuvieron los siguientes:
En el primero, ocurrido en octubre del 2002, Yang asesinó con una pala a un y a su pequeña hijita de seis años. Después violó a la embarazada del difunto, dejándola viva (gracias a lo cual testificaría contra él en el juicio) pero gravemente herida.
El segundo ejemplo representa el más destructivo de sus crímenes, ya que fue la sesión en que más víctimas mató, acabando con cinco personas en una sola noche, todas de la misma familia…
Yang-Xinhai4
Aquí vemos las zonas de China en las que Yang cometió sus numerosos asesinatos y violaciones.
Éste hecho ocurrió el 6 de diciembre del 2002, en Liuzhuang, y las víctimas fueron el granjero Liu Zhanwei de treinta años, su , su esposa, y su hija. El único superviviente del hogar fue el padre de Liu Zhangwei, Liu Zhongyuan de 68 años, quien se salvó porque había dormido en una nueva aquella fatídica noche… “Habíamos planeado movernos a la nueva casa el 9 de diciembre. ¿Quién iba a imaginar que ellos sufrirían aquella tragedia apenas tres días antes?”, dijo Liu Zhongyuan a los reporteros chinos que lo vieron llorar frente a las cámaras. También, Liu Zhongyuan dijo que había visto a su nieta muerta aquella mañana (él encontró los cadáveres de mañana), que estaba yaciendo en el suelo, tenía un hoyo en su cabeza, y la habitación estaba repleta de sangre. El resto de los cuerpos también tenían las caras ensangrentadas, pero su esposa, víctima también del monstruo, aún vivía, en un penoso estado de agonía en que solo podía abrir y cerrar los párpados: no pudo volver a decir palabra alguna, y murió 10 días después en el hospital, con los recuerdos de la matanza zumbando como moscas, y la boca incapaz de proferir palabra alguna que diera cuenta de la  carnicería que presenció aquella noche, más oscura que cualquier otra noche de su vida… Añadiendo más detalles al cuadro de aquel 6 de diciembre, Yang confesó posteriormente que había usado un martillo de hierro ese día, que después enterró el martillo en una tumba cercana, que arrojó las ropas ensangrentadas a un río, y que, al igual que lo hizo y lo volvería a hacer, consiguió después otro martillo, puesto que nunca usaba el mismo por razones de .
En cuanto al resto de sus múltiples asesinatos, debido a la escasez de información, resulta propicio presentar una cronología:
  • Septiembre 19, 2000, Aldea Guozhuang, Provincia de Henan, 2 asesinatos
  • Octubre 1, 2000, Aldea Xiaoying, Provincia de Anhui, 3 asesinatos, 1 violación
  • Agosto 15, 2001, Aldea Fangcheliu, Provincia de Henan, 3 asesinatos, 1 violación
  • Otoño del 2001, Condado de Kanglou, Provincia de Henan, 2 asesinatos
  • Invierno del 2001, en una aldea de la Provincia de Henan, 2 asesinatos
  • Enero 27, 2002, Municipio de Tongxu, Provincia de Henan, 3 asesinatos, 1 violación
  • Junio 30, 2002, Municipio de Chaigang, Provincia de Henan, 4 asesinatos, 1 violación.
  • Julio 28, 2002, Ciudad Dengzhou, Provincia de Henan, 4 asesinatos, 2 violaciones.
  • Octubre 22, 2002, Aldea Zhaihu, Provincia de Henan, 2 asesinatos, 1 violación, 1 herido de gravedad
  • Noviembre 8, 2002, Aldea Gaoli, Provincia de Henan, 4 asesinatos, 2 violaciones, 1 herido de gravedad
  • Noviembre 16, 2002, Aldea Liuzhuang, Provincia de Henan, 2 asesinatos, 1 violación.
  • Noviembre 19, 2002, Aldea Shiguai, Provincia de Henan, 2 asesinatos
  • Diciembre 1, 2002, Villa Yanwan, Provincia de Henan, 2 asesinatos, 1 violación, 1 herido de gravedad
  • Diciembre 6, 2002, Aldea Liuzhuang, Provincia de Henan, 5 asesinatos, 1 violación
  • Diciembre 13, 2002, Aldea Sijia, Provincia de Henan, 2 asesinatos
  • Diciembre 15, 2002, Xiaolizhuang, Provincia de Anhui, 3 asesinatos, 1 violación
  • Febrero 5, 2003, Condado de Kuzhuang, Provincia de Henan, 3 asesinatos, 1 violación, 1 herido de gravedad
  • Febrero 18, 2003, Condado de Chiying, Provincia de Henan, 4 asesinatos, 2 violaciones.
  • Marzo 23, 2003, Pueblo Chengguan, Provincia de Henan, 4 asesinatos, 1 violación
  • Abril 2, 2003, Aldea Sanlizhai, Provincia de Shandong, 2 asesinatos
  • Agosto 5, 2003, Aldea Lidao,  Provincia de Hebei, 3 asesinatos
  • Agosto 8, 2003, Aldea Dongliangxiang, Provincia de Hebei, 5 asesinatos

Arresto, juicio y ejecución

Yang Xinhai fue detenido el 03 de noviembre del 2003, por comportarse de manera sospechosa durante un retén policial en un centro de diversión nocturna en Cangzhou, Hebei. Los agentes le impusieron detención preventiva y, durante el interrogatorio, descubrió que era el monstruo al que se buscaba en varias provincias por diversos asesinatos y violaciones.
Yang-Xinhai5
Aquí vemos a Yang detenido en noviembre del 2003. Cuando lo llevaron a interrogatorio, confesó todo e inmediatamente supieron que era el asesino y violador serial que estaban buscando en varias provincias de China…
Cuando la Prensa se enteró, empezó a hablarse del “Monstruo Asesino”: apareció en las portadas de todos los diarios más importantes de China. Al fin sabían quién estaba detrás de tanta sangre; y es que, antes de su captura, ya los crímenes de Yang habían estado saliendo en los principales diarios de China, y esto generó cierto tanto temor que incluso muchos comerciantes cerraban de noche por miedo al asesino.
Yang había confesado 65 asesinatos y 23 violaciones, además de múltiples ataques: 49 de los asesinatos y 17 de las violaciones habían ocurrido en Henan, por lo cual fue también conocido como “El Monstruo de Henan”; mientras, 8 asesinatos y 3 violaciones se dieron en Hebei; 2 asesinatos y 2 violaciones en Anhui; y 2 asesinatos y una violación en Shandong. En varias escenas de crimen, los forenses encontraron rastros del ADN de Yang Xinhail.
Yang-Xinhai6
Estas imágenes muestran el muy mediático juicio de Yang, al cual no acudió ni un solo conocido de él, salvo el abogado… De izquierda a derecha y de arriba a abajo: Yang forzado a ingresar por policías; Yang frente al jurado y un periodista a la derecha; Yang de espaldas, dando declaraciones; lo mismo que la anterior, pero en visión panorámica.
El juicio de Yang se abrió el 1 de febrero del 2004, y tuvo gran atención mediática e impactó profundamente a la opinión pública. En éste, el asesino reveló sus motivaciones, y sufrió el desprecio de la sociedad y de su propia familia, ya que sólo el abogado defensor lo acompañó. Finalmente se lo encontró culpable de 67 asesinatos y 23 violaciones, por lo que la corte de la ciudad de Luohe (Provincia de Henan), en la cual fue juzgado, le impuso pena capital, y el 14 de febrero de ese mismo 2004, al igual que Chikatilo, Yang Xinhai murió de un tiro en la nuca, una muerte misericordiosamente rápida, si se tiene en cuenta la agonía que sus víctimas sufrieron cuando él les rompía la carne y los huesos con martillos de hierro…

 

¿Qué lo motivaba a actuar?

Los expertos han sugerido que el aumento de la delincuencia en China se ha debido principalmente a los rápidos cambios en el sistema socio-económico; que, pese a seguir siendo en teoría socialista, ha adoptado cierta apertura al libre mercado, en virtud de la cual se han incrementado las diferencias sociales entre ricos y pobres. Paralelamente a eso y en el mismo marco de causalidad socio-económica, el Gobierno Chino ha debido permitir mayor libertad de movimiento a los ciudadanos a fin de permitir el grado de flujo de la mano de obra requerido para la modernización de la industria. Así, Yang Xinhai deviene en la perfecta encarnación del crimen propulsado por ambos factores; ya que, en relación a lo primero, vemos cómo desde su infancia fue acumulando resentimiento social, principalmente a causa de su pobreza, aunque a fin de cuentas la sociedad en general terminase siendo el objeto de su odio, y los pobres casi siempre sus víctimas, ya que éstos son más vulnerables; mientras, en relación a lo segundo, Yang Xinhai encarna al depredador que, gracias a la mayor libertad de circulación provocada por los cambios socio-económicos, puede ir de un lado a otro, de una provincia a otra, escapando después de dar rienda suelta a su impulso criminal.
Yang-Xinhai7
Arriba a la izquierda, Yang; a la derecha, el padre de una víctima llorando junto a la foto de la víctima; abajo a la izquierda, una escena del crimen con un cadáver. ¿Qué lo hacía matar? Resentimiento y odio hacia la sociedad, misoginia (su novia lo dejó por sus crimenes), ambición, y maldad, pues disfrutaba matando y violando, y esto lo aceptó en el juicio…
Descrito por la Policía como “un vagabundo perturbado y de carácter introvertido, que disfrutaba matando”, Yang Xinhai cometía sus crímenes por el susodicho resentimiento social y odio hacia la sociedad, pero también por codicia, por odio hacia las mujeres (debido a que su novia lo abandonó) y porque, según contó, disfrutaba matando y violando. Así, para que se tenga una idea de esto y de su incapacidad para sentir empatía por sus víctimas y remordimiento por sus crímenes, veamos lo que él mismo dijo: “Yo sólo tenía el deseo de matar y no pensaba si la gente merecía morir. Nada de eso era de mi incumbencia… Nunca desee ser parte de la sociedad. La sociedad no me importa”; o también: “Matar a la gente es muy normal, nada especial”.
Por otra parte, y es gracias a esto que en la Prensa de habla anglosajona se le conoce como “The Notebook Killer”, se sabe que sus parientes, que ahora viven en Pennsylvania (USA), dijeron que Yang solía hablar de “Plato Flats”, un lugar ficticio con el cual estaba obsesionado, y en el cual tenían lugar todas las historias que él estaba escribiendo y, sin que en aquel momento lo supiesen, también viviendo en cierta forma…  Así mismo se supo que tenía dibujos y bosquejos de otras ideas en sus cuadernos de notas, dentro de los cuales también había representaciones de ideas que él tenía para historias y películas que deseaba crear.

jueves, 3 de julio de 2014




Según la historia, que se cuenta desde antes que el niño se hiciera hombre, y el hombre anciano.

El sol y la luna eran, dos enamorados, dicho amor no tenia condición alguna pues era en esencia puro y benigno.

Como ocurrió todo? Como se hizo fuerte dicho amor?; son enigmas que pues nadie sabia con certeza la respuesta, Unos decían que fue amor a primera vista, otros que fue producto de que se conocieron de niños y cuando se hiciera adolescentes se enamoraron, y los últimos decían que no se conocían mas que por leyendas y por mensajes que les llevaba el viento.

Y fue a si como Afrodita, la diosa de la belleza y el amor, sintió celos que una pareja de mortales pudiese sentir tan grande amor.

Y entonces decidió demostrar que el amor de dichos humanos no era tan grande, para lo cual bajo del Olimpo, y se presento frente al mancebo, con toda su belleza, y haciendo gala de su máximo poder de seducción, poder tal que ninguna mujer puede manejar también como ella.

Pero ante la sorpresa de Afrodita, el mozo, puesto en pie le dijo, mi señora se que sin duda usted a de ser la mujer mas bella que existe, y su dulzura mayor que la de cualquier ser mundanal.

Pero mi corazón solo es de luna, mi amada mujer, Pues para mi ella es mas deseable mas que Oro refinado. Dulce que la miel y de miel que destila del panal.

Entonces Afrodita indignada al no poder tentar al Hombre y darse cuenta que su amor superaba incluso a los dioses.

Ordeno separarles para siempre.
Y a si mando al hombre a que solo saliera en día y a la mujer de noche de esta manera nuca se encontrarían y ese amor se agotaría.

Sin embargo, dicho amor nunca se termino y entonces llego la bendición de Zeus el cual no pudiendo deshacer la orden de Afrodita, le dio una posibilidad, y le dijo al hombre que cuando quisiere ver a su amada debía esforzarse al máximo y entonces podría ver el borde del rostro de su amada.

Desgonces en los días cuando la temperatura es alta, es que el sol brilla con toda su intensidad, entonces se puede ver la silueta de la luna en horizonte.

Y no es otra cosa que el Sol que quiere mirar desde lejos a su amada Luna.