sábado, 11 de octubre de 2014



hack-maldito-de-mario64
Este hack de Mario 64 surgió en un foro de la Deepweb: se jugaba online, no había forma de descargarlo, y se requería una clave personal. Después (gracias a un hacker) se filtraron vídeos e imágenes del juego, y hasta  fue puesto en ciertos sitios, pero un día todo desapareció (fue el FBI), ya que mostraba grandes atrocidades reales y hacía uso de una fórmula secreta de control mental…
Por favor, llámenme Ismael-123: sé que es solo un pseudónimo, y que es tan absurdo como el hecho de que, la primera vez que conté estos atroces hechos en el ciberespacio, me hice llamar “Samuel Johnson”, advirtiendo, también en aquella ocasión, que era un simple pseudónimo y nada más. No intenten averiguar por qué cambié de pseudónimo. Solo les diré que el “123” de mi nuevo pseudónimo está vinculado a una terrible realidad que desgraciadamente la gente se ha tomado como creepypasta, y que lo he elegido para protegerme, cosa que parece ilógica ya que estoy declarando ser el mismo que antes se hizo llamar “Samuel Johnson”; pero, lo crean o no, la aparente ridiculez es parte del mecanismo de protección. Y pues, ahora contaré de nuevo las mismas cosas, pero con detalles adicionales:
Hace aproximadamente un año y diez meses, apareció una versión hacker de Mario 64, que lógicamente solo podía jugarse en emuladores (no como cartucho en la Nintendo64). Esta versión no estaba disponible en las típicas webs donde puedes descargar hacks poco conocidos o famosos como el Brutal Mario (hack de Super Mario World). Su primera aparición fue en la Deepweb o Internet Profunda, que es el lado de difícil acceso de la red, donde encuentras servicios de sicarios, porno infantil, snuff en vivo, tráfico de órganos, drogas, clubs sadomasoquistas y otras aberraciones que proliferan en ausencia de la ley. Concretamente, el hack fue inicialmente presentado en el foro Bloody Geno-and-Glimer783, ante una pequeña sociedad de hackers que, según me enteré después de contar estas cosas por primera vez (aplíquese lo mismo a todo lo nuevo que agregue), estaba integrada por degenerados que no solo eran maestros de la Programación, sino sádicos que gustaban de torturar animales indefensos y subir los vídeos a la web. De hecho, supe que uno de esos vídeos se filtró y emergió a la web normal (los otros no salieron de la Deepweb): en la filmación, puede verse a un pequeño perro corriendo en llamas, como una bolita de fuego viviente que chilla y se mueve a toda velocidad. Cualquier información que puedan encontrar sobre el vídeo, seguramente es falsa, excepto ésta. Pero bueno, ese vídeo no era nada en comparación con los que no salieron de las sombras virtuales, y que mostraban gatitos que se metían en microondas, o perritos trasquilados que cubrían de miel y entregaban a las hormigas para después hacerles cosas que mejor no relato.
Volviendo al tema, no cualquiera podía ser miembro del mencionado foro, pues serlo era como ser integrante de una sociedad secreta. Los pocos elegidos, recibían una clave personal que debían escribir para ingresar, y que el administrador les entregaba solamente después de saber, de manera comprobada, quiénes eran, dónde vivían y otras cosas más. Nadie podía engañar a Boshi15 (el administrador), era un verdadero genio maldito, y siempre contaba con la ayuda de tres cerebritos que se hacían llamar “grey1”, “grey2” y “grey3”. Ahora solo viven los dos primeros: grey3, que era un malvado torturador de animales al igual que todos los del foro, murió asesinado por sicarios después de que cometiera la estupidez de torturar y matar al perro de un hombre que, según parece, estaba involucrado en expandir los tentáculos de uno de los carteles de droga mexicanos (no he podido averiguar cuál todavía).
Volviendo al hack de Mario64, éste tenía la particularidad de que se jugaba online y era imposible descargarlo (Boshi15 programó todas esas maravillas). Evidentemente, Boshi15 sabía que podían filmar el juego y emplear la grabación como apoyo para conseguir que
le cerrasen el foro los elementos de control legal especializados en el ciberespacio. Claro que eso, casi seguramente, implicaría que uno o más miembros del foro cometieron actos de traición o despiste… En todo caso, en el fondo Boshi15 estaba dispuesto al cierre del foro o a cualquier otra cosa con tal de que su monstruoso juego se disperse y arruine la salud mental de cuantas personas fuese posible. Por otro lado, sabía que lo más probable era que, si algún miembro del foro llegaba a filtrar un vídeo del juego, lo hiciera no con actitud traidora sino en mero afán por dispersar el horror, tomando todas las precauciones para que el foro y sus miembros no fuesen perjudicados; además, todo el secretismo y la seguridad exagerada eran, en cierta manera, un truco de psicología inversa, una carnada para inducir que se haga justamente aquello que pretendía querer evitar con tantas trabas, aunque también eran condiciones creadas intencionalmente a fin de dar vida a una leyenda, que él aspiraba a que viviera por siempre pues, por un lado, creía que nunca se desmentiría en tanto que habrían imágenes y videos regados en el ciberespacio, aunque a su vez no se desmitificaría ya que nadie podría jugar el juego sin acceder al foro, pues jugarlo sería la experiencia de confirmación absoluta pero ello no sería posible debido al código que había creado, y que pensaba que nadie sería capaz de vencer.
Queda sin embargo la pregunta de por qué Boshi15 no deseaba que descargasen el juego. El punto era que, en medio de las secuencias de asesinatos reales y otras barbaries puestas en el juego, había un breve fragmento que mostraba a una jovencita rubia (quizá una prostituta) siendo violada por un tipo disfrazado de Luigi (el overol tenía cierre, con eso baste para que imaginen cómo podía saberse lo que hacía y estar a la vez con ropa…). Al fondo, porque el lugar era una habitación, se veía una computadora en cuya pantalla, borrosamente, se observaba un foro de apariencia semejante Bloody Geno-and-Glimer783. Desde luego que nadie conocía la cara de Boshi15, que la Policía nunca tendría datos para llegar hasta él, y que…como se han de imaginar…sí: el sujeto vestido de Luigi era él. No puedo contarles cómo averigüé esto, y jamás podría demostrarlo, pero créanme que es él, ese sucio bastardo que después, aprovechándose de que la chica era una migrante checoslovaca que no tenía documentos y había caído en el bajo mundo del mercado de carne femenina, la asesinó, se comió su carne, y usó su piel para hacerse (él mismo, en base a vídeos y manuales) un abrigo que tenía grabada a la princesa Peach, ya que se había cargado con esa pobre chica debido a que, según pensaba, se parecía demasiado a la amada de Mario…
El gran error de Boshi15 fue sobreestimarse y pensar que nadie podría escribir un programa capaz de permitir descargar el juego del foro… La persona que hizo esto, al menos en términos generales pues desconozco su identidad concreta a pesar de la descripción detallada que de él se me dio, era un amigo de uno de los integrantes del foro… Un individuo blanco y de pelo castaño y ondulado, obeso, de entre veinte y treinta años, con dos o tres amistades contadas, barba de profeta y cabello largo de hippie, con un metroid grande (la medusa flotante de Metroid Prime) tatuado en la espalda y una adicción atroz a las bebidas energéticas (se tomaba entre 10 y 15 en un día…). Esta cruda versión del Gordo Friki se ganaba la vida hackeando cuentas de Facebook, consiguiendo claves de correos o incluso, cuando necesitaba grandes sumas, robando cuentas bancarias, siempre después de asegurarse de que las víctimas no representaran un peligro considerable. Regresando al asunto, este hacker gordo se decidió a descargar el hack de Mario64 simplemente porque estaba en un periodo de bonanza donde le sobraba el dinero y no sabía qué hacer con todo el tiempo libre que tenía.
Una vez que el hacker gordo consiguió (tras cinco intentos fallidos) construir el programa adecuado, descargó el juego y lo regó por todos los rincones posibles de la DeepWeb, burlándose de Boshi15 e insultando a Kaspersky Lab, pues una vez intentó conseguir trabajo allí y no lo aceptaron debido a ciertas observaciones de los psicólogos que trabajaban en el área de recursos humanos… Todo esto, es decir la presencia del juego en la DeepWeb, duró aproximadamente un mes, dentro del cual se filtraron a la web normal muchos vídeos, y también se dieron varios intentos de subir el juego, todos los cuales fracasaron pues, extrañamente, el juego nunca alcanzaba a sobrevivir un día sin que lo retiren, casi siempre cerrando la web donde fue puesto.
El punto de inflexión, el hecho más misterioso de todo esto, fue que un buen día, cuando el hack maldito y sus vídeos llevaban aproximadamente un mes de presencia en espacios de la red distintos al foro original, todo desapareció, absolutamente todo. Los vídeos, las imágenes, el juego en todos los sitios donde fue subido, incluso en los casos donde se había guardado en servicios de alojamiento de archivos. El material solo sobrevivió en los discos duros de ciertas personas que lo habían descargado y guardado, pues la mayoría de los que hicieron esto fueron descubiertos y, como por arte de magia, se les borró toda la información del pc, y no la volvieron a meter quienes la guardaron en pendrives u otros respaldos, pues al parecer fueron amenazados. Así pues, únicamente preservaron el material quienes lograron proteger su identidad, y estos fueron poquísimos, ya que incluso los otros (que no lograron resguardar su identidad) eran pocos.
Lo anterior parece difícil de creer, pero se piensa que la operación venía gestándose con varios días de anticipación, que se hizo todo en un solo día para asombrar y atemorizar, y que casi seguramente hay una organización muy poderosa detrás de eso.
Actualmente, y esto viene sucediendo desde el día de la operación, ocurre que ocasionalmente alguien sube una imagen o un vídeo del juego a la Deepweb. En contadísimas ocasiones se ha subido el juego (antes dije que nadie lo había vuelto a ver, pero en verdad debí decir “casi nadie”) a la Deepweb, pero jamás volvió a aparecer en la web regular, donde sí se han filtrado (en poquísimas ocasiones) imágenes y vídeos del juego, pero siempre han desaparecido en menos de dos horas, mientras que las imágenes y vídeos en la Deepweb han tardado hasta unas cinco horas en desaparecer, y lógicamente lo mismo se aplica al juego en las veces que fue subido. Como se ve, parece que hay una especie de “casa de brujas”, que todo un grupo de control ha sido asignado para velar que el condenado hack del juego no se conozca… ¿Por qué?, ¿acaso interesaría tanto esconder gore fuerte, violaciones y esas cosas? Ninguna organización poderosa destinaría tanta energía a algo tan concreto a menos que tuviese algo comprometedor, si entienden a lo que me refiero…
Anteriormente les dije que un primo mío (muy respetado en varias comunidades hackers) me contó que el FBI era la poderosa organización detrás de la desaparición del vídeo. Les había dicho que nadie sabía bien por qué, que existían hipótesis como que el vídeo tenía una secuencia que amenazaba la imagen del FBI, o que Boshi15 les dio información valiosa a los del FBI a cambio de que retirasen todo, pues él era el violador vestido de Luigi. Bueno, ahora tengo algo nuevo: la segunda hipótesis es falsa, la primera es parcialmente falsa. Me explico: supuestamente, y esto solo apareció en poquísimos de los vídeos del juego pues tenías que ganarlo para verlo, hay una secuencia fílmica que muestra a un agente de la CIA dando una explicación acerca de un poderoso sistema de guerra psicológica, un método basado en determinadas proporciones matemáticas usadas en la combinación de ciertos tipos de imágenes y de sonidos, factible de ser empleado para inducir trastornos mentales, alucinaciones y otras cosas. En ese fragmento, el agente de la CIA dice que Smile.dog no era un creepypasta, que existió la imagen original pero fue retirada, y que esa imagen era un experimento social para poner a prueba el devastador método de guerra psicológica. Por consiguiente, se comprende que la hipótesis primera era solo parcialmente falsa pues, si el hack de Mario compromete la reputación de la CIA, podría (esto es una posibilidad) comprometer al FBI en tanto que la gente tiende a asociarlos. Pero bueno, hay algo peor, y es que Boshi15 usó el método de guerra psicológica en su juego, pero de una manera muy sutil, orientándolo para que, quien jugara el juego o viera vídeos o imágenes del mismo, se volviera sádico aunque sin caer en el crimen. Como han de imaginar, esto funcionaba más que todo en quienes jugaban, en los otros no siempre.
Y bien, ya les conté que yo mismo tuve la dudosa suerte de ver un vídeo del hack, que mi primo hacker me lo mostró pues él lo había encontrado y guardado en un disco duro externo y en varios cds, que a mí me dio un cd haciendo prometer que no lo vendería, copiaría o subiría a la red; y que, si ustedes deseaban uno, debían contactarlo y pagarle mil dólares, aunque era muy poco probable que aceptara vender una copia o siquiera admitir que sabía algo del asunto. Antes les dije que podían intentar contactar con mi primo a gato_con_botas1916@hotmail.com, un correo que tiene su Facebook correspondiente. Ya me dijo mi primo que algunos intentaron contactarlo, pero que nadie lo convenció y que por eso ni se tomó la molestia de responder. Lo que antes no les dije, y debí hacerlo, fue que el vídeo los volvería un poco sádicos. Yo ahora suelo azotar gatitos bebés con mini látigos de plástico, me hago pasar por psicópata y les digo (de mentira, para disfrutar su miedo) a chicas adolescentes que las sorprenderé en la calle, las drogaré y les haré cuanto quiera, etcétera. ¿Qué por qué no les advertí? Evidentemente porque no sabía, ahora que lo sé quise no decirles para disfrutar sádicamente el saber que podrían volverse sádicos, pero mi conciencia aún es fuerte y me detuvo… Bueno, baste ya, terminaré con detalles del juego en sí mismo, reescribiendo lo que yo mismo dije la primera vez que hablé del tema, y agregando cosas secundarias que pueda haber omitido esa vez:
Cada vez que el primer Bowser los derrota, deben ver una escena sin poder pausar el juego: en ésta verán a Bowser acercándose lenta y pesadamente a una puerta manchada de sangre  al fondo de un corredor, viendo todo desde atrás de Bowser, que de vez en cuando se voltea y mira hacia atrás… Este Bowser no es aquel al que están acostumbrados: es realista, repulsivamente realista. Tiene una mirada demasiado humana, repleta de crueldad, que a veces abandona su seriedad y muestra el destello de alegría psicópata propia de grandes asesinos seriales; además, sus colmillos son más delgados, más numerosos, más largos, y están cubiertos de sangre, la textura de su piel (de tono “blanco hueso”) es como piel de anciano mezclada con piel de reptil, y la maldad que reflejan sus facciones (matizadas de un grotesco toque humano) está tan bien hecha que no encuentro palabras para describirla… Bien, ya al final del corredor, Bowser abre la puerta, por unos dos segundos todo se pone negro, y después ven un cuarto de torturas, todo en cámara subjetiva, como observando todo desde los ojos de la persona que será torturada.
Esa persona que será torturada es una chica de unos 15 años, e inicialmente no saben quién es; hasta que, en imágenes que dan a entender que se trata de un flash back, aparece Peach desnuda, repleta de heridas (de mordidas, de latigazos, de golpes, etc) y atada a un palo de madera. Después, continuando en ese flash back, ven a Bowser acercarse lentamente, con mirada lujuriosa y sádica a la vez. Para su desgracia, de pronto dejan de ver todo en cámara panorámica, y empiezan a ver en cámara subjetiva, como desde los ojos de Peach. Entonces ven que Bowser, que está de frente sonriendo perversamente, les acaricia la pierna con las garras, cortando suavemente… Peach grita, y después Bowser abusa carnalmente de ella (sí, ven esto con detalles, como viviéndolo). Finalmente, cuando acaba toda esa atrocidad, pasan a un flashback que muestra lo que sigue de lo anterior, nuevamente viendo todo en cámara subjetiva. Ahora ven todo desde los ojos de un bebé que está naciendo de Peach, que Bowser agarra con repugnancia y asco, y pone frente a un espejo (ahí verán a un ser entre humano y reptil, tan horrendo como algunos de los bebés mutantes de youtube). Después acaba el flashback y vuelven al presente, otra vez a la cámara de torturas, mirando todo desde los ojos de la chica de 15 años. ¿Quién es la chica? Lo descubren cuando Bowser la ve, se ríe y trae un espejo: es el bebé repugnante del flashback, con los mismos ojos morados, extrañamente dulces en su rostro espantoso. Posteriormente Bowser llama a Mario, que está enyesado pues ha sido derrotado (recuerden que solo ven todo esto si pierden la batalla). Cuando Mario entra traído por dos sombras que parecen magikoopas alargados y humanizados, Bowser le dice que tendrá el honor de ser parte de las torturas diarias de su “vomitiva hija”, y entonces le ordena a su hija (ustedes siguen en cámara subjetiva) que devore a Mario, lentamente, sin hacerlo morir rápido, causándole tormento. Al devorarlo, vuelven a modalidad de juego, pues el jugador ejecuta a Mario, decide el estilo con que éste será comido, y debe hacerlo suficientemente bien como para acumular un mínimo de 7.5/10, so pena de ser forzado a repetirlo hasta aprobar. Si aprueban, Bowser llamará a unas abominables criaturas que parecen mezcla de humano con reptil, aunque con predominancia de esencia humana. Son tres, y todos tienen los tiernos y avellanados ojos morados de la hija de Bowser: ya imaginan por qué… Estos pequeños engendros corean “¡trae al shy-guy, trae al shy-guy!”, hasta que Bowser silva y entonces un hammer bro (una de esas tortugas con martillo) entra y trae esposado a un shy-guy rojo, que gime mientras Bowser se aproxima, para finalmente detenerse frente a él, mirarlo, reír a carcajadas, y arrancarle la máscara (los shy-guys usan máscaras) y la cara. Esta escena es sencillamente asquerosa, porque parece real la carne sanguinolenta que se ve cuando Bowser le arranca la cara al pobre ser, que se queda parado unos segundos, cae al piso, y entonces todo se pone negro y el jugador vuelve al mundo del primer Bowser, teniendo que intentar vencerlo nuevamente…
Lo que he contado es insignificante en comparación con muchas otras atrocidades que se ven en las secuencias de vídeo de este juego; y, si bien los retoques de los distintos mundos (en los que el jugador se mueve) asustan poco frente a las secuencias de vídeo, son de todas formas una magnífica muestra de arte enfermo y macabro.
Bueno, ya doy esto por terminado y me despido del lector. No sé si en el futuro pueda conseguir más información sobre este maldito hack de Mario64, pero les recomiendo investigar por su cuenta. Y es que no, no es un creepypasta, es la realidad, pero solo a través de fingir que es un creepypasta he podido difundir los atroces hechos que he expuesto hoy…
.
ORIGEN: Sabemos que este creepypasta es la continuación de una historia que apareció por primera vez escalofrio.com, y que después fue puesta en pasarmiedo.com No se sabe nada antes de eso, pero es muy probable que el creepypasta se inspire en el hecho de que efectivamente hay hacks algo macabros y sangrientos de Mario, concretamente de Super Mario World. Así mismo, también el creepypasta podría haberse inspirado en parte en otro anterior, que suele aparecer titulado como “El cartucho maldito de Mario 64″


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada