domingo, 24 de marzo de 2013



Un fragmento de mandíbula y dos molares descubiertos por el equipo de Wu Liu son atribuidos por sus características morfológicas a la especie Homo sapiens; provienen de la cueva de Zhihendong en la provincia de Guizhou  (China). Los sedimentos que recubren estos fósiles, asociados a macro y microfauna, han sido datados por la series del Uranio-Thorio y se ha obtenido una antigüedad de entre 100.000 y 113.000 años


Homo sapiens hace 100 millones de años
La evolución humana no está clara, recientes descubrimientos nos hacen pensar que el homo sapiens vivió hace 100 millones de años, desmontando la historia oficial.
La discusión acerca de este tipo de descubrimientos siempre tiene las mismas raíces. Hasta ahora, sabemos que los humanos anatómicamente modernos salimos de África hacia los 100.000 años y con toda probabilidad llegamos a Australasia entre hace 50.000 - 60.000 años;  mientras esto no ocurre, los homininos que pueblan los territorios son Homo neanderthalensis, en Europa y Asia central, y Homo erectus en el resto de Asia.
Los últimos análisis que se han realizado en poblaciones actuales de Euroasia han podido constatar que hace unos 90.000 mil años primero, y unos 35.000 después, hubo contactos entre el Homo sapiens y los  Homo neanderthalensis. Liu y sus colegas proponen que hace más de 100.000 años, el  Homo sapiens habría llegado al Este asiático y habría hibridado con las poblaciones locales.
Como decíamos, si bien las dataciones de los fósiles parecen correctas, la muestra no es del todo representativa debido a la gran variabilidad que presenta este resto anatómico y obviamente necesitaríamos más fósiles para poder asegurar la adscripción a nuestra especie. Es posible, sin embargo, que esta proposición abra las vías a la posibilidad que el Homo sapiens no hubiera salido hace 100.000 años, sino mucho antes. Solamente quiero recordar qué pasa cuando trabajamos la problemática del  “out of Africa”, pues hace tan sólo unas décadas nadie conocía que hace unos 2 millones de años los humanos hubiéramos partido de este continente. La discusión está servida. Un artículo de nuestro amigo y colega  Robin Dennell, publicado en Nature el 25 de noviembre, incide en esta cuestión; recomiendo su lectura crítica, ya que se trata de un buen conocedor de lo que ocurre en la prehistoria asiática.
Lo que es más importante, sin duda, son los descubrimientos sistemáticos que nos ayudan a contrastar empíricamente lo que proponemos, y en muchos casos a aceptar nuevos planteamientos que no estaban previstos en la teoría inicial. Este es un buen ejemplo de cómo la ciencia tiene que avanzar para poder acercarnos cada vez más a la realidad de cómo ocurren las cosas y no de cómo nosotros pensamos que suceden.-
Homo sapiens hace 100 millones de años
 


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada