sábado, 26 de abril de 2014



El secreto del metro de Moscú
El rumor corre desde hace años aunque
jamás ha podido ser confirmado. Por debajo
del metro de Moscú existe una red de
túneles que se empezó a construir a finales
de los años 40, bajo el mando de Stalin y
durante el periodo de la guerra fría, y que
corre por debajo del servicio público del
metro extendiéndose por decenas de
kilómetros. Su nombre Metro-2.
La leyenda de Metro-2 nunca ha podido ser
confirmada, pero tampoco ha sido
desmentida por el Servicio Federal de
Seguridad de la Federación Rusa (FSB), el
antiguo KGB, ni por los máximos
responsables del metro de Moscú. No existe
información oficial sobre esta red de metro,
el lugar donde se encuentran sus posibles
estaciones y líneas, y tampoco hay evidencia
fotográfica que pruebe la existencia de este
lugar secreto.
Sin embargo algunas fuentes afirman que
esa amplia red existe realmente y que se
puede localizar entre los 50 y 200 metros de
profundidad respecto a la superficie a nivel
de calle. Sus interminables túneles y
corredores conectan el Kremlin con la sede
central del FSB, el aeropuerto de
Vnukovo-2 , una ciudad subterránea capaz
de albergar a miles de personas y otras
instituciones estatales y militares. Esas
conexiones servirían como primer sistema de
evacuación para altos dirigentes en caso de
disturbios o de un conflicto nuclear.
En el año 1.994 algunos grupos de
infiltración urbana afirmaron haber
encontrado supuestas entradas que daban
acceso a este secreto subterráneo.
En 2006 los trabajadores que se encargaban
de la demolición del Hotel Rossiya
encontraron bajo sus cimientos una red de
túneles y un inmenso búnker, que albergaba
almacenes de alimentos, generadores para
producir electricidad y dormitorios.
Las autoridades no han confirmado la
existencia de esas instalaciones por debajo
de Moscú, pero los rusos, aferrados a las
teorías de la conspiración, están
convencidos de su existencia.
¿Leyenda urbana… o realidad…?



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada