sábado, 9 de febrero de 2013




Seorimícuaro

Leyenda seorimícuaro

Cuenta la leyenda que había un pueblito llamado seorimícuaro en Irlanda del Norte, la población de seorimícuaro era realmente pequeña, se dice que eran cerca de 57 habitantes, entre ellos ancianos de más de 80 años los cuales eran los más sabios de la comunidad.
Sí bien es sabido que las personas de Irlanda les encanta beber cerveza, en el año de 1930 un hombre de pelo rizado, de color castaño, de estatura alta, carismático y con su sombrero típico de la zona se encontraba bebiendo en un tipo bar de la zona de seorimícuaro, este personaje debo aclarar que no era nativo de dicha comunidad, el venia de Dublín en Irlanda para ser más exactos, unas horas antes había discutido fuertemente con su mujer porque este le había sido infiel, este hombre le había suplicado que lo perdonara, sin embargo la mujer con raíces de brujería, ya que sus antepasados habían practicado la brujería de generación en generación , lo maldijo y le dijo que esa noche iba a pagar por esa infidelidad y le deseo la muerte con una sinceridad que reflejaban sus ojos, cubiertos por el llanto y una mirada penetrante que aparentaba entre tristeza, decepción y un evidente enojo.
Finalmente el hombre desconcertado entro a su auto, lleno el tanque en una gasolinera y se fue sin rumbo fijo, esperando que el destino lo guiara, sin imaginarse lo que iba a experimentar horas más tarde…  Pues bien,  situándonos nuevamente en el bar de seorimícuaro donde comenzó el relato, pedía cerveza tras cerveza, evidentemente perdió la cuenta de todo lo que había tomado, ya estaba ebrio el hombre.
Minutos más tarde entro una joven con una vestimenta un poco peculiar y diferente a la que vestían en el pueblo de seorimícuaro. La chica llevaba un corsé evidentemente ajustado, sombrero, botas y un pantalón muy ajustado, sin embargo su vestimenta parecía de otra época a la que estaban viviendo, la mujer era preciosa, tenía ojos azules con una mirada muy fuerte, tez blanca, un cuerpo delgado y muy bien torneado, era preciosa, casi como si de un Ángel se tratara.
La mujer al ver al hombre ya muy ebrio, se le acerco y se sentó al lado, el hombre aunque ebrio, le dijo a la mujer que si le podía invitarle algo, a lo que asintió la mujer, estuvieron platicando mientras tomaron cerca de 3 rondas más en el bar de seorimícuaro, hasta que finalmente ya el hombre no podía más, incluso le costaba ya bastante hablar, la mujer se ofreció a llevarlo a su casa, debido a que el hombre no era de la civilización de seorimícuaro, el hombre no podía hacer mucho, ella lo ayudo a salir del bar, lo subió al coche, la mujer tomo sus llaves, encendió y se fueron por un extraño camino, oscuro, pasaron por el bosque, el hombre medio se despertó y se dio cuenta de que algo iba mal, era un lugar muy alejado de cualquier casa o choza, con lo que le pidió que  detuviera el auto, la mujer volteo con una cara desfigurada y muy vieja y le dijo que sus minutos estaban contados, el hombre forcejeo con lo que terminaron estrellándose contra un árbol, horas más tarde cuando ya había amanecido en seorimícuaro, encontraron el cuerpo de aquel hombre sin vida y despedazado, le habían sacado los ojos y no los encontraron por ningún lado, al parecer se los habían llevado como trofeo.
El hombre por la identificación que llevaba, la autoridades lograron contactar a la novia para que identificara el cuerpo o lo que quedaba de él, asombrosamente, la novia con la que había discutido horas antes llevaba consigo heridas en la cabeza y algunos arañazos en las manos como si hubiera tenido un accidente automovilístico.
Nunca se supo que paso en ese lugar en seorimícuaro, con aquel hombre que estuvo bebiendo mucho en aquel bar, ni tampoco se supo que sucedió con aquella hermosa chica con rostro angelical y esa vestimenta tan peculiar y antigua.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada