sábado, 22 de diciembre de 2012



Esta historia que les voy a contar suena increíble y curiosa quizá

Pero sin embargo fue la realidad olvidada por ti quizá pero por mí no el recuerdo no se borró por generaciones prevaleció

Hace mucho tiempo en un lugar muy distante y extraño existió un hechicero cruel, maligno y despiadado que con sus propias manos fue a crear un ser humano viviente pero artificial

No tenía alma, no tenía conciencia, no tenía casi nada de decencia, no sentía dolor, no sentía afecto, no tenía emociones que sentir, ni razones propias por las que vivir.

El solo estaba para la voluntad de aquel cruento hechicero era para el cómo alguna clase de maestro titiritero. Una orden, un mandato para él una obligación de inmediato ya sea para realizar un asesinato, una intimidación o una labor de rato él lo haría sin cuestionar, el lo haría sin dudar…….después de todo no tenía voluntad

Pero cierto extraño día paso algo que nadie esperaría aquel esclavo sumiso terminando de participar en una sanguinaria y terrible disputa vio algo que de inmediato cambiaría el rumbo de su día y le daría un significado a su existencia algo que le daría una propia esencia.

Una bella dama de pálida tez blanca cuya sonrisa irradiaba alegría y amor por la vida con una intensidad creciente parecida a lo potencia de una nova ardiente.

Con cierta admiración se le quedo mirando a aquella bella joven que le sorprendió tanto, ella respondió con un gesto y una amable sonrisa, para el sin despedirse irse extrañado corriendo muy deprisa.

Que era lo que pasaba, que es esto que siento preguntas frecuentes que en su mente sonaban una y otra vez en su intranquila mente, era inconcebible que un ser como el tales cosas pudiera sentir, esas experiencias vivir.

Así fue como después de cada encargo de su maestro iba a ver con una extraña emoción que cada vez más en el crecía a aquella dulce jovencita para el única y demasiado bonita como una rosa entre pequeñas florecillas.

Aun sin alma, aun sin sentimientos algo muy dentro suyo rápido cambiaba, algo pronto se desarrollaba.
Lo que sintió era más fuerte que de lo que supuestamente era carente y para ninguna lógica existente ese hecho debía acontecer así fue para cualquier posible parecer.

Y aunque trabajo le costó porque hace tiempo no sabía lo que era sentir, lo que era soñar, como se sentir el en verdad a alguien a amar. El sin pensarlo más le confeso eso que por ella no dejo de sentir, a lo que ella con grata coincidencia también sentía esos mismos puros sentimientos…pero que vaya sorpresa esto fue mutuo que alegría en aquel día para tanto uno como el otro.

Al regresar él le comunico a el hechicero que nunca más volvería a matar, nunca más a robar, nunca más un acto de maldad a lo que él se sorprendió y cuestiono su atrevimiento pero sin decir ni una palabra se retiró. El antiguo esclavo ahora en libertad de su merced, ya no más obedecerá a quien la vida le fue a entregar.

Pero poco le fueron a durar aquel gusto y felicidad porque aquel maquiavélico hechicero a su enamorada fue a capturar sin que él lo pudiera esperar.
El sin pensarlo ni dudarlo valientemente y con espada en mano fue hasta ese lugar distante a salvarla de la maldad ambulante.

No importa a lo que se enfrentara engendros no-muertos o monstruos sin cara nada de su camino lo distraería la traería con vida en uno o dos días.

Al llegar el fin se encontró con un laberinto que al parecer no tendría fin pero con suficiente concentración dedujo la exacta dirección

Al llegar una pregunta le hizo dudar “podre yo acabar con el que la vida me fue a entregar?” pero a su misma vez por su mente paso “el me la ha dado pero estar con ella a vivir de verdad me ha enseñado”
Y así él se decidió con espada en mano se lanzó, mas sin complicación alguna aquel hechicero con una descarga de energía hacia la pared lo lanzo con una facilidad que francamente no describiría pero sin embargo como si nada de allí se levantó y con gran coraje el combate continuo.

El hechicero mediante un mandato en un pequeño rato a su comando aparecieron más humanos artificiales, esclavos sin voluntad propia, el fabrico varios más...un ejército quizá.

“Pensabas acaso que eras el único de ti pueden haber mucho mas no lo vayas a dudar” el hechicero fue a exclamar. Pero el con valentía continuo y a 20 o quizá más derroto, aquel maligno sin palabras quedo al ver cómo sin vacilar con tantos su antiguo esclavo acabo.

Sin menor importancia por la vida del hechicero fue a liberar a su amada de aquella prisión en que cautiva estaba.

Pero de pronto como una traición por la espalda aquel hechicero conjuro una espada que al pobre sujeto atravesó de un momento a otro de gravedad lo hirió.
Y ahí vemos al malherido, la chica con preocupación a su auxilio corrió le abrazo diciendo “no te vayas por favor mi vida, mi amor”

Escucho la voz del hechicero exclamando “ahora sigue ella y no podrás evitarlo”. Con la poca energía que le quedaba del suelo se levantó y con su espada y gran ira la cabeza del hechicero rebano.

Habiendo acabado con el maligno, el también termino por caer y de nuevo termino por caer a los brazos de su amada de nuevo acudió, ella con lágrimas en los ojos en él se apoyó.

De repente el también empezó a llorar diciendo “no puedo creerlo de mi alguien se llegó a preocupar….nunca creí que esto llegara a pasar” y con tristeza estas palabras pronuncio “si aquí yo muero moriré feliz porque morí a tu lado y protegiéndote hasta el fin”

Y ahora contemplamos el trágico desenlace de la muerte de aquel sujeto creado, la muerte de aquel liberado de las cadenas, aquel sujeto que rompió con lo estipulado y aun sin emociones sus sentimientos ha forjado.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada