martes, 29 de julio de 2014



el dr.Stone ha estudiado a cientos de asesinos, sus métodos y sus motivos y de ello, ha desarrollado una jerarquía de “Maldad”. Factores neurológicos, ambientales y genéticos son examinados para ayudar a determinar que conduce a una persona a matar, antecedentes y premeditación son considerados cuando se coloca a un individuo en la escala del mal.

Nivel 1
Aquellos que han matado exclusivamente en legítima defensa y que no muestran ningún tipo de tendencia psicopática.

Nivel 2
Amantes celosos que llegan a cometer un crimen pasional. A pesar de ser egocéntricos y/o inmaduros, no son psicópatas.

Nivel 3
Socios o compañeros entusiastas de homicidas. Se caracterizan por una personalidad aberrante e impulsiva, con rasgos antisociales.

Nivel 4
Individuos que matan en autodefensa, pero que previamente provocaron a su víctima en gran medida.

Nivel 5
Individuos psicológicamente traumatizados y desesperados que matan a familiares que abusaron sexualmente de ellos. También puede tratarse de drogadictos que matan para mantener su vicio, pero no poseen características psicopáticas significativas. Sienten un genuino remordimiento por sus actos.

Nivel 6
Homicidas impetuosos quienes no obstante no tienen características psicopáticas marcadas.

Nivel 7
Individuos con un alto grado de narcisismo, no distinguibles de gente con algún tipo de trastorno psicótico que matan a gente de su propio entorno (siendo los celos y la pasión motivos subyacentes).

Nivel 8
8Individuos no psicópatas pero con furia reprimida, que llegan a matar cuando algún evento la enciende o desencadena.

Nivel 9
Amantes celosos despechados con características psicopáticas.

Nivel 10
Asesinos que mataron a gente que se interponía en su camino o que mataron, por ejemplo, a testigos de sus crímenes. Se caracterizan por tener una personalidad egocéntrica pero no una psicopatología claramente distinguible.

Nivel 11
Psicópatas que mataron a gente en su camino.

Nivel 12
Psicópatas hambrientos de poder que mataron cuando se sintieron acorralados.

Nivel 13
Homicidas psicopáticos con personalidades trastornadas y llenas de furia, quienes perdieron el control de sus peores emociones o no pudieron reprimirlas. Un muy conocido ejemplo es Ed Gein.

Nivel 14
Conspiradores psicopáticos despiadadamente egocéntricos.

Nivel 15
Psicópatas que asesinan a sangre fría o que cometen múltiples homicidios tras explotar en un “día de furia” (spree killing).

Nivel 16
Psicópatas que cometen varios o múltiples actos criminales.

Nivel 17
Asesinos seriales sexualmente perversos y torturadores-asesinos (entre los varones, la violación es su principal motivación y el posterior homicidio tiene por finalidad evitar que sus víctimas los denuncien o reconozcan; por lo tanto, la tortura sistemática no es su principal factor de interés).
Ejemplos: Ted Bundy y Aileen Wuornos

Nivel 18
Homicidas que suelen torturar previamente a sus víctimas (El homicidio es su principal motivación, no así la tortura).

Nivel 19
Psicópatas inclinados hacia el terrorismo, la subyugación, intimidación y violación.

Nivel 20
Torturadores y asesinos psicóticos en quienes la tortura es su principal motivación.

Nivel 21
Psicópatas interesados en extremo en la tortura, pero de quienes no se sabe a ciencia cierta si efectivamente han cometido homicidios.

Nivel 22
Torturadores y asesinos psicopáticos, en quienes la tortura es su principal motivación. Comúnmente, sus crímenes involucran tortura sexual prolongada, seguida por el asesinato de sus víctimas para esconder rastros.
Ejemplos: John Wayne Gacy, Paul Bernardo, Andrei Chikatilo, Jeffrey Dahmer y Richard Ramirez.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada