domingo, 16 de junio de 2013



Decenas de niños sufrieron abusos físicos y psicológicos durante décadas en un hogar infantil de Austria con la connivencia de las autoridades que, sabiéndolo, no hicieron nada, según el informe de la comisión encargada de investigar los hechos.

La casa Wilhelminenberg de Viena cerró sus puertas en 1977, pero hasta entonces los niños alojados allí fueron sometidos a todo tipo de abusos, incluidas violaciones, tanto por parte del personal de la institución como por personas de fuera que "lograban entrar a los dormitorios con ayuda de las cuidadoras", recoge el informe.

"La comisión confirma el uso de la violencia física y psicológica generalizada durante décadas", afirmó Barbara Helige, directora de la comisión, durante una rueda de prensa el miércoles.


Según Helige, la violencia fue más allá de las agresivas técnicas de educación de la época y claramente violó los reglamentos de los hogares infantiles, lo cuales prohíben las palizas y, por supuesto, las violaciones.

Las denuncias sobre el maltrato en Wilhelminenberg, convertido en un hotel después de su cierre, comenzaron por primera vez en octubre de 2011, cuando dos mujeres revelaron a un periódico local las palizas, violaciones y otros abusos que allí se cometieron entre 1948 y 1977.

Se conocían los abusos, pero no se hizo nada


La comisión constató que las que entonces eran las autoridades de la ciudad tuvieron conocimiento de los terribles hechos a raíz de una ola de denuncias presentadas por algunos padres, personal de enfermería y servicios para la juventud. Sin embargo, no tomaron ninguna medida.

En el informe se recogen más de 20 nombres de sospechosos, a los que aún no se les ha puesto cara, ya que, de forma totalmente irregular, todos los archivos del hogar infantil fueron destruidos después de su  cierre, por lo que la investigación se basó, en gran medida, en las entrevistas que la comisión mantuvo con unas 220 personas, entre ex empleados del hogar infantil y antiguos niños de la casa Wilhelminenberg.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada